Levanten la mano…

por el 01/02/15 at 3:09 pm

freddy-levanten-la-manoJuan es diácono de la Parroquia de Nuestra Señora de la Divina Providencia. Juan parece un Quijote y, cuando sube al púlpito, predica la palabra de Dios con sabiduría y mucho entusiasmo. Para Juan el cielo es el fin para el cual todo ser humano ha nacido, no entiende a aquellos que por ignorancia o descuido se olvidan del Creador.
Casi todos los domingos voy a la parroquia, no siempre me toca Juan, pues se combina con otro diácono y con el mismísimo párroco Marcial Silva, a quien desde más de 50 años sigo escuchando sin aburrirme y poniéndole toda atención.
Cada vez que llego a la parroquia es como llegar a un club; muchos de los que nos encontramos hemos envejecido de domingo en domingo.
La primera vez que vine a esta iglesia era apenas un espacio pequeño en un declive; hoy, ya además de iglesia es toda una escuela, centro de salud y pulmón de trabajo social en el barrio en que vivo. Me sorprende la cantidad de jóvenes que se congregan a su alrededor y la gran cantidad de actividades que se suceden a todas horas, se podría decir que esta parroquia es un volcán donde se siembra la fe y donde se encuentra, para aquellos que buscan, la verdadera razón de existir.
Este domingo he llegado temprano, me siento casi siempre en los últimos asientos de la nave central, frente a mí los vecinos entrañables, Normita y Nicolás acompañados de Chispita, un diminuto perrito que viene en su cesta cubierta, a quien ellos tratan de convertir y no saben que desde que nació se sabe criatura de Dios. He oído ladrar y afinar a Chispita cuando cantan algunas canciones, ¡y bien que lo hace!
Juan acompaña al padre este domingo. Su alegría se desborda, es la alegría de un hombre convencido de la fe que vive.
Toca el turno de la prédica y el hombre de Dios asume el micrófono que tiene ante sí. Lo escucho referirse al evangelio del día. Su tono va subiendo según la emoción. De momento se interrumpe y nos cuenta algo que le sucedió.
–Ustedes saben que he sido deportista toda mi vida, pues les cuento que por esas cosas del destino acudí al médico en un chequeo de rutina, me indicaron unos análisis y tardé tiempo en recogerlos pues no me sentía nada y cuál fue mi sorpresa cuando lo entregué al médico.’Usted Juan tiene problemas muy graves de corazón’, me dijo con rostro serio. Lo miré y no contesté palabra. Y un hombre que se cuida tanto, me dije para mis adentros. Al otro día amanecí con una alegría inmensa y no encontraba la razón. Al rato descubrí que mi alegría se debía a que muy pronto estaría disfrutando del reino que tanto había esperado. Al fin moriría y vería el rostro de mi Dios.
Mientras lo escuchaba pensaba, ojalá yo tuviera la mitad de la fe de este hombre. Su voz interrumpió mi pensamiento cuando preguntó a los estábamos allí.
–Levanten la mano aquellos que estarían dispuestos a morir y llegar al reino. Miré alrededor y no todos levantaron sus manos. A mi lado, dos señoras muy pero muy devotas disimuladamente se quedaron como si no fuera con ellas.
Terminó la misa y no pude controlar mi curiosidad.
–Doña y Usted que está tan convencida, no la vi levantar la mano.
–Prudencia y discernimiento –me contestó ella–. Esas decisiones no se pueden tomar tan precipitadamente –y cortó la conversación.
Mi carcajada todavía se escucha en todo Arroyo Hondo.

8 Responses to “Levanten la mano…”

  1. Albanny R.

    Feb 3rd, 2015

    Indudablemente…. otra joya más de nuestro estimado Don Freddy Ginebra en Celebrando la Vida.

    Hasta yo río a carcajadas…!!!

  2. Juan Mansfield

    Feb 3rd, 2015

    Siempre leo todo lo que escribe. Una persona consistente consigo mismo. Genuino y sus escritos proyectan esa misma ilusión de vida y alegría desde que éramos estudiantes De la Salle. Seguiremos disfrutando de sus vivencias e ilusiones. Gracias a Dios que todavia tenemos gente así.

  3. Teresa

    Feb 3rd, 2015

    Dentro de tantas noticias malas, Gracias a Dios que lo tenemos a usted Don Freddy.

  4. gilberto tapia

    Feb 5th, 2015

    Señor Freddy gracias por esos comentarios que usted realiza que son vivencias y estamos falta de autenticidad y honradez de verdad, siempre leo sus escritos, que el señor los siga iluminando para deleite de nosotros. Usted debe de hacer todos los recuentos vividos y escritos en una divulgación escrita. Si lo decides apunteme para uno de ellos.

  5. MIQ

    Feb 7th, 2015

    Ja Ja Ja Ja. ¡Leer sus posts es lo mejor para “celebrar la vida”! No deje de escribir Don Freddy. ¡Salud, mucha salud, y que Dios lo bendiga!

  6. Miguelina Espinal

    Feb 9th, 2015

    Me encantan todas sus historias …

  7. Tinita

    Feb 10th, 2015

    Excelente Don Freddy!!
    Yo tambien me gozo con nuestro diacono Juan, que tanto nos inspira en cada homilia.Dios lo Bendiga y haga su voluntad en su vida

  8. abraham Breton

    Feb 15th, 2015

    Que refrescante es leer articulos como estos ,en los que en vez de alimentar el morbo enfermiso, se estimula la alegria de vivir y compartir.Gracias por hacer de oasis en este desierto de mundo donde abunda el amarillismo como si fuera polen de sisal o cacto. Creo que el solo hecho de ver su nombre encabezando un articulo es garantia de que algo bueno esta por venir y nos obliga a leerlo para despues concluir que como de costumbre, valió la pena. Muchas Gracias

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud