La Habana despampanante

por el 29/03/15 at 12:00 am

freddy119_habana_gomezEn este viaje a La Habana he encontrado una ciudad alborotada, repleta de turistas y sin espacio en los hoteles para albergar un huésped más. Las habitaciones de las familias que alquilan a turistas también están ocupadas, en las calles veo las multitudes en varios idiomas entendiendo una vieja ciudad que en algunos lugares se desmorona elegantemente. La Habana no pierde su estilo, conserva su magia y los restaurantes más sofisticados se están abriendo por doquier.

Esta vez acompañado de un grupo de muy queridos amigos me muevo redescubriendo lugares, almorzando y cenando en restaurantes que nada tienen que envidiar, paladares con lo mejor de la comida cubana. Desde los finales de los setenta he venido visitando Cuba y viviendo sus momentos, he cosechado muchos amigos y tenido la oportunidad de presenciar un sinnúmero de eventos que me han demostrado el gran talento de los cubanos, no solo en la música, que es muy obvio, sino también en la literatura, teatro danza, en fin, los habitantes de la patria de José Martí son unos caribeños bien avanzados en lo que se proponen.

Cada visita que hago me ofrece una nueva oportunidad de vivir diferentes experiencias y apreciar cómo la ciudad va transformándose.

Una espléndida exposición de la colección de Osos de La Paz de Berlín me sorprende en la plaza de San Francisco, al lado del oso cubano diseñado por Nancy Torres, el oso dominicano del artista Amado Melo.

Esta tarde Casa de América hace un reconocimiento a Casa de teatro. Vivian Martínez ha organizado el evento y en la sala Manuel Galich cuando llego ya se ha congregado un nutrido grupo de personas, muchas de ellas muy queridas y conocidas. Estoy nervioso. Me suben al escenario y, luego de una pequeña introducción de la misma Vivian, escucho atento las cartas enviadas por amigos del mundo donde se hacen presente en este emotivo momento. Al pequeño escenario suben Warnel Lores, quien una vez fuera agregado cultural cubano en el país; tenía muchos años sin verlo, una verdadera sorpresa; Fuster, un pintor cubano; Arturo Arango, escritor; Jorge Fornet… y se tejen historias y anécdotas sobre el nacimiento de la vieja casa colonial de Santo Domingo.

Resisto las emociones y evito las lágrimas, en la pantalla una serie de fotografías sobre mis múltiples visitas a la isla y mi participación en encuentros culturales… el honorable embajador de Bolivia, Palmiro Soria, es invitado a participar y me abraza con sus palabras.

–Freddy –dice seriamente– ha llegado el momento de que Máximo Gómez, cuya estatua está en el malecón de La Habana, permita que te sientes a su lado en el caballo y lo acompañes.

Se arma una confusión tremenda y, entre aplausos y risas, se despide.

Digo mis palabras de agradecimiento, el público se pone en pie y Ramón Chávez, amigo de todos los tiempos, se me acerca.

–Asere, no lo tomes a mal, Máximo Gómez es el dominicano más querido por los cubanos por su lucha por nuestra independencia –aquí se pone ceremonioso–, tú sabes que te quiero mucho, pero con tu disculpa yo creo que ni se te ocurra subirte al caballo del malecón, confórmate  con los aplausos de esta tarde que son muchos y entrañables. Máximo Gómez es demasiado grande y tú eres grande también, pero los dos no caben en el caballo.

Al otro día me fui al pie de la estatua del héroe y le pedí disculpas, entablé un diálogo bien franco y le dije que jamás sería capaz de ponerme a su lado, escuché un relincho y, si la vista no me traiciona, sentí su sonrisa, su abrazo… nada, cosa de dominicanos….

2 Responses to “La Habana despampanante”

  1. abraham Breton

    Mar 29th, 2015

    He ahi el resultado como premio a tu entrega al principalmente en cada pais que has visitAdo. bien merecido el reconocimiento, adelante y para mientras espero que la tinta siga corriendo.

  2. abraham Breton

    Mar 29th, 2015

    He ahi el resultado como premio a tu entrega al teatro principalmente en cada pais que has visitAdo. bien merecido el reconocimiento, adelante y para mientras espero que la tinta siga corriendo.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud